Saraiva: “El modelo de atención centrado en la persona es nuestro referente”

Empresas seguras | 09/08/2018
Saraiva: “El modelo de atención centrado en la persona es nuestro referente”

“La prevención es un reto importante y tenemos que prepararnos como organización para poder dar soluciones personalizadas, porque no todo el mundo es igual”.

 

  • ¿Cuáles fueron los orígenes de Saraiva? ¿Cuál es vuestra actividad?

Saraiva se funda en el año 2005 con la apertura del primer centro de día para personas mayores de la ciudad de Pontevedra. Sus fundadores, Lucía Saborido y Ricardo Fra, enfermera y trabajador social, contaban con experiencia en el sector y compartían una visión en clave positiva del envejecimiento. Es así como se gestó el germen de una metodología de atención centrada en la persona que se iría desarrollando a lo largo del tiempo en nuevos servicios como las unidades de vida activa, la unidad de memoria, la ayuda a domicilio y – recientemente – la apertura de un centro housing multiservicios (Saraiva Sénior) con tres modalidades de alojamiento para personas mayores: viviendas con servicios (para personas totalmente autónomas), habitaciones personalizadas (para personas con necesidades de cuidados de larga duración) y una unidad de cuidados continuados y atención al final de vida.

 

  • ¿Cuántos empleados tienen actualmente?

Actualmente somos un equipo de 90 personas.

 

  • ¿La plantilla de su empresa sigue algún programa específico de formación en PRL?

Sí, además de la formación obligatoria,  ponemos énfasis especial en aquellas cuestiones que nos van a permitir prevenir el denominado síndrome de burn-out o síndrome del trabajador quemado derivado de un agotamiento en el plano físico y emocional, propio de puestos relacionados con el cuidado de personas en situación de vulnerabilidad.

En el aspecto psicológico, el trabajar con la metodología de atención centrada en la persona nos ayuda. Se desarrolla formación continua en habilidades de la inteligencia emocional y hemos probado el mindfulness para la gestión del estrés. Además, contamos con una nueva figura, nuestra COACH de equipos, que permite desarrollar sesiones individuales y grupales para plantearnos objetivos concretos y abordar los cambios empoderando a las personas. Por otro lado, en el plano físico, contamos con un gran equipo que no sólo realiza los programas de vida activa con las personas usuarias de nuestros servicios, si no que también lo realiza con nuestro equipo de profesionales, en especial, con el colectivo de atención directa que es el que está sometido a una mayor “carga física”.  Conocimientos, habilidades y trabajo en equipo son la clave para la prevención en el día a día.

 

  • Su plan de prevención de riesgos laborales implica a colectivos y actividades muy diversas: trabajadores y personas usuarias, asistencia social y sanitaria… ¿Eso supone un reto?

 

Por supuesto, es un reto importante y tenemos que prepararnos como organización para poder dar soluciones personalizadas, porque no todo el mundo es igual. Para ello la flexibilidad y la gestión del cambio son dos cuestiones clave en el modelo Saraiva.

Centrarnos en las personas de manera integral requiere además de actitud incorporar nuevas metodologías y mecanismos. Nosotros llevamos los últimos cinco años trabajando en este sentido. El modelo de atención centrado en la persona es nuestro referente. En un principio comenzamos a aplicarlo con las personas usuarias de nuestros servicios, ahora además de tener herramientas prácticas en el día a día se ha convertido en una filosofía de empresa que se aplica a todas las personas, personas usuarias, sus familiares y también al equipo de profesionales. Y siempre buscamos ir un paso más como la esencia del modelo Saraiva. De esta forma, entendemos que la base para ofrecer una atención de calidad es sentirnos a gusto en nuestro entorno laboral. Por eso, la formación continua, el empoderamiento de los equipos, el desarrollo de una organización horizontal donde la conciliación de la vida personal y profesional no es un sueño, sino una realidad, son los pilares de nuestro modelo. Ejemplo de ello es el espacio de conciliación de nuestro centro housing Saraiva Senior. Este espacio está a libre disposición de nuestro equipo profesional para que sus hijos/as puedan utilizarlo como ludoteca. También para los nietos/as o familiares de las personas usuarias, que disponen de un espacio más amable para las visitas. Y finalmente, como espacio de encuentro intergeneracional, donde realizamos de forma continua talleres y hasta un campamento de verano con nuestros hijos/as y las personas mayores del centro. Todo un éxito y una gran satisfacción para todos los que nos hemos implicado en esta experiencia.

 

  • Ustedes trabajan con personas mayores, ¿qué importancia tienen los temas de seguridad y salud laboral para su plantilla cuando están tratando a personas en ese segmento de edad?

Es esencial. Nosotros queremos un modelo que genere valor añadido a todos los involucrado en el mismo: personas usuarias, familiares, equipo profesional y comunidad. Para ello, la clave es conseguir un equipo comprometido, motivado y estable que comparta la visión de Saraiva. Para eso, hay que ofrecer formación y desarrollo continuo. Invertir en las personas de manera continua. En ese sentido, en Saraiva siempre hemos entendido la seguridad y salud de nuestros/as trabajadores/as como parte de nuestra esencia, más que como parte de un área concreta de la empresa y por ello se desarrolla desde la coherencia de los valores como estrategia y posicionamiento empresarial.

 

  • ¿Influye de algún modo especial trabajar con personas mayores en la seguridad y la salud en el entorno de trabajo?

Siempre hay particularidades, pero quizá lo más reseñable es todo lo relacionado con el estrés emocional y físico derivado de cuidar de personas que demandan atención de forma continuada. Como mencionamos anteriormente el comúnmente denominado síndrome de burnout o síndrome del cuidador quemado. Este “agotamiento” se da tanto en los cuidadores profesionales como en los familiares y es fundamental saber reconocerlo, para prevenirlo y en el caso de su aparición, poner medidas para paliarlo.

Nosotros ofrecemos a los cuidadores familiares que comparten el cuidado con nosotros (por ejemplo, en servicios como centro de día o ayuda a domicilio) una unidad de apoyo familiar para impartir formación – por un lado – y por otro ofrecer un espacio de desahogo emocional.

 

  • ¿Cuáles son los principales problemas de seguridad cuando llegamos a mayores?

Hablamos de las caídas, como uno de los riesgos más comunes y de la importancia de una estrategia global para su prevención. La adaptación del entorno – para que sea un impulsor de la autonomía de la persona y no un detractor. También fortalecer las capacidades y la seguridad de la persona, trabajando desde el plano físico, cognitivo y emocional. Además formar al equipo y establecer estrategias para la prevención en este sentido.

 

  • ¿Cómo ha evolucionado desde el punto de vista de empresas especializadas como la vuestra, el cuidado de las personas mayores en los últimos años?

Nuevos modelos como la atención centrada en la persona, el modelo housing o la aplicación de las nuevas tecnologías en el plano organizativo y terapéutico están revolucionando ya a día de hoy nuestro sector.

Vivimos en un momento de cambio de paradigma denominado la revolución de la longevidad  y tenemos que adaptarnos a las demandas de las personas. Vivir en su entorno, a poder ser en su casa y cuando esto no es posible en un lugar que sea lo más parecido a eso. Eso es el modelo housing.

Ofrecer una atención personalizada, centrarnos en las personas y en sus proyectos de vida, no sólo en sus patologías… es importante que las personas al margen de nuestra edad, condición o patología podamos recibir una atención y un acompañamiento digno y significativo, en resumen, con sentido para la persona y con capacidad de seguir tomando decisiones.

Todo esto implica cambios a nivel organizativo y metodológico que no podemos abordar de forma independiente. Más que nunca necesitamos colaborar entre agentes para poder crear innovaciones que nos permitan centrarnos de verdad en las personas.

  • Su empresa ha evolucionado mucho desde sus inicios ¿cómo ha sido ese proceso? Explicar hitos clave, pero diciendo que la esencia siempre ha estado ahí…

Saraiva ha ido creciendo a lo largo de los años poco a poco. Desde la apertura del primer centro de día en Pontevedra en 2005 se han ido añadiendo nuevos servicios, como la ayuda a domicilio y la unidad de memoria, con el afán de poder ofrecer un servicio de atención integral a las personas mayores siempre desde la premisa de poder vivir en el entorno de la persona.

Tras la apertura de tres centros y en el año de 2013 se comienza a gestar un nuevo proyecto inspirado en el modelo nórdico (modelo housing) y la atención centrada en la persona. Este proyecto perseguía crear un nuevo concepto de centro para personas mayores en el que independientemente de su condición hubiera un servicio adecuado a su proceso de envejecimiento. Este proyecto, Saraiva Sénior, fue seleccionado por la plataforma de emprendimiento social Momentum Project como finalista en el año 2013 y marcó un antes y un después en la historia de Saraiva. Permitió pasar de la idea al modelo de negocio y cuatro años después inaugurar el primer centro multiservicios housing de Galicia.

Otros hitos clave en la historia de Saraiva han sido el desarrollo de nuestra unidad propia de innovación, Activiza. Desde donde desarrollamos proyectos de consultoría y formación a otras entidades del sector. Cabe destacar la Estrategia Gallega de Envejecimiento Activo 2016-2020 que desarrolló en colaboración con la Consellería de Política Social de la Xunta de Galicia, así como la formación de más de 900 profesionales del sector (de entidades públicas y privadas) en el ámbito de la atención centrada en la persona.

Por otro lado, durante este último año Saraiva y Activiza están inmersas en el desarrollo de su primera start-up tecnológica, Envita. Una plataforma online que permitirá recopilar los proyectos de vida de miles de personas mayores y plasmarlo en su libro de vida.

 

Suscríbete a la newsletter