Emergencia química, ¿cómo debemos actuar?

Lecciones de seguridad | 17/09/2018
Emergencia química, ¿cómo debemos actuar?

Las consecuencias de un accidente químico están condicionadas por distintos factores, a los que se suma la efectividad de las medidas que se tomen para reducirlas. Y conocer cómo gestionar nuestra propia seguridad es importante para actuar con rapidez.

En el entorno laboral, una de las alarmas que causa más impacto es la ocasionada por una emergencia química. Las consecuencias de un accidente químico están condicionadas por distintos factores, a los que se suma la efectividad de las medidas que se tomen para reducirlas. Y conocer cómo gestionar nuestra propia seguridad es importante para actuar con rapidez.

Una empresa que utiliza productos químicos puede verse afectada por una emergencia en las diferentes zonas en las que éstos se manipulan. Es decir, en las plantas de proceso, en las zonas de almacenaje y en las conducciones o racks, tanto superficiales como subterráneas.

Los accidentes pueden ser de distinta índole: desde incendios que en una instalación que almacena o manipula productos inflamables provoca grandes llamas y cantidades de humo, hasta explosiones de gases que pueden producir rotura de cristales, daños estructurales o, incluso, la proyección de fragmentos. En este capítulo también se incluyen las fugas tóxicas de gases y vapores que pueden formar una nube tóxica, que puede variar dependiendo de condiciones meteorológicas o morfología del terreno, entre otras cosas.

En caso de que se produzca cualquiera de estas situaciones es importante saber cómo actuar. Si nos encontramos fuera de casa, hay que protegerse las vías respiratorias con un pañuelo o con ropa. Asimismo, se recomienda meterse lo antes posible en un lugar seguro, como habitaciones interiores. Una vez dentro hay que sellar las aperturas al exterior de las puertas con trapos húmedos o con cinta aislante. Es importante conectarse a la radio o mantenerse informado a través del móvil. La información oficial sobre los consejos de actuación se publica en el Twitter oficial del 112 o Twitter Seguridad Kimika.

Tan importante como lo que se debe hacer, es saber lo que no se debe hacer. Así, no se debe poner el aire acondicionado ni ventilar.  Fumar, encender fuego o usar la electricidad más de lo imprescindible, tampoco es recomendable. El móvil solo debe usarse para lo importante: contactar con los equipos de socorro. Además, aunque sea lo que antes se nos ocurra, es primordial no ir a buscar a los niños a la escuela ni a familiares y amigos a centros públicos. En ellos conocen perfectamente el protocolo sobre cómo actuar en caso de emergencia y estarán a salvo. En todo caso, no se debe salir a la calle hasta el final de la emergencia. Las autoridades avisarán cuando el peligro ha pasado a través de megafonía, sirenas o radio.

Suscríbete a la newsletter