Normas básicas para evitar la electrocución

Lecciones de seguridad | 16/02/2018
Normas básicas para evitar la electrocución

Cualquiera que haya intentado alguna vez cambiar una bombilla sabe que jugar con la electricidad tiene sus riesgos.

Desde un pequeño calambre hasta algo mucho peor, como una electrocución, pueden ser evitados con unas normas básicas de seguridad.

Los accidentes eléctricos se pueden dar en cualquier entorno donde existan aparatos eléctricos o cables. Según los datos esta energía no es una causa frecuente de accidentes laborales, solamente un 2%, pero éstos suelen ser muy graves. Así, del 4 al 8% de los accidentes de trabajo mortales son electrocuciones. A ello hay que sumar que la electricidad es el origen de muchos incendios y explosiones.

Existen cinco normas BÁSICAS a la hora de EVITAR la posibilidad de ELECTROCUCIÓN:

    1. Desconexión. Corte efectivo. Se deben desconectar todas las posibles fuentes de tensión. El corte será efectivo cuando exista una distancia de seccionamiento entre los polos del elemento de maniobra suficiente como para que, la resistencia eléctrica entre polos sea mayor que la resistencia eléctrica entre cualquier polo y tierra o masa. Los elementos de maniobra que aseguran el corte efectivo pueden ser, entre otros: Interruptores aptos al seccionamiento (ruptores), seccionadores, pantógrafos, fusibles retirados de sus bases y puentes flojos.
       
    2. Prevenir cualquier posible realimentación. Bloqueo y señalización. Todos los dispositivos de maniobra empleados para realizar el corte efectivo de la alimentación de la instalación, deben bloquearse mecánicamente para evitar su cierre antes de la finalización del juego. Si funcionaran con energía auxiliar (baterías, muelles…) también deben anularse. Así mismo, se señalizará el bloqueo con información relativa al trabajo que se está realizando (orden de trabajo, teléfono de contacto de la empresa, etc).
       
    3. Verificar ausencia de tensión. Realizados los pasos anteriores, hay que confirmar que no hay tensión.
       
    4. Toma a tierra y cortocircuito. Los conductores activos de la instalación eléctrica en la zona de trabajo deben conectarse en cortocircuito entre ellos y a tierra. Los dispositivos de toma a tierra y en cortocircuito serán capaces de soportar la corriente de cortocircuito del punto de la instalación donde vayan a ser conectados. El dispositivo de puesta a tierra se conectará primero a tierra, y luego a cada uno de los conductores activos. De no hacerse de esta forma, y en caso de fallar los pasos previos, se producirá un accidente eléctrico con graves consecuencias. Hacerlo de esta manera, supone que la zona de trabajo quedará protegida frente a puestas en tensión accidentales por conexión de generadores, fallos de aislamiento o caída de conductores de instalaciones en servicio.
       
    5. Señalización de la zona de trabajo. La zona de trabajo se delimitará, en superficie y altura mediante una señalización de seguridad que incluya elementos de alta visibilidad (cintas, conos, vallas, etc)

Suscríbete a la newsletter