Sabías que… ¿Llevar una vida más saludable puede prevenirte de la gripe este invierno?

Sabías que | 23/01/2018
Sabías que… ¿Llevar una vida más saludable puede prevenirte de la gripe este invierno?

Llega el invierno y con él, la temida gripe.

Nadie quiere que le toque el premio gordo de los mocos, la fiebre, la tos o el dolor de músculos y huesos, por enumerar algunos síntomas. No hay mucho que hacer frente a esta epidemia anual que muta año a año y que causa decenas de bajas laborales. Los científicos aún no saben cómo erradicar el virus que produce la gripe.

Ya en el siglo V antes de Cristo, Hipócrates, el famoso médico de la antigua Grecia, ya nos narraba las características y dolencias de la misma, y como curiosidad, fue en 1580 cuando se identificó la primera pandemia de gripe. ¿Y a quién no le suena la llamada “Gripe Española” que afectó a millones de personas en 1918? A ella también le siguieron en   la “gripe asiática” y en 1977, la “gripe rosa”. Más tarde se supo que todas ellas provenían de Asia. La gripe (flu en inglés), se llama así en castellano a partir de un término ruso de gripe, que significa “ataque”.

Lo que sí sabemos es que es posible burlarlo a través de una vacuna anual, que debe aplicarse en embarazadas, personas con enfermedades crónicas, cáncer, sida u otros problemas de salud, así como en mayores de 65 años. Aunque la gran aspiración de la comunidad científica es hallar una vacuna definitiva (1 solo dosis en la vida), también se plantean otros retos, como la reducción de la trasmisión del virus vacunando a sectores de la población que actúan como agentes de contagio habitual: los niños. En todo caso, es importante mantenerse alerta para escapar del contagio: lavado de manos  y siempre cubrir la boca al estornudar y toser.

Como en todo, mantener una vida saludable supone un defensa contra ‘el enemigo’. Un cuerpo sano puede hacer frente de forma más eficiente al ataque o incluso esquivarlo. En la dieta, que debe ser equilibrada, no deben faltar la fruta natural rica en vitamina C: kiwis, naranjas, pomelos, brócoli, verduras de hoja oscura, papayas, pimientos… Pero finalmente, si una persona con un sistema inmunológico sano cae presa del virus solo queda administrar tratamiento sintomático (analgésicos y antitérmicos) y tener paciencia.

Suscríbete a la newsletter