28 de abril, un día para dar visibilidad a la seguridad laboral

Segurmanía | 27/04/2018
28 de abril, un día para dar visibilidad a la seguridad laboral

El 28 de abril es el Día Internacional de la Seguridad en el Trabajo.

Hay quien opina que estos ‘días’ no sirven para mucho y les quitan importancia. Es verdad que la seguridad laboral no debe circunscribirse a una sola jornada y que debe ser efectiva todo el año. La seguridad de muchas personas depende de ello. Pero también es verdad que es la excusa perfecta para darle más visibilidad. Y queremos sumarnos.

Se trata de un momento para recordar a todo el equipo que existen herramientas para evitar riesgos, para que todos sean conscientes de que estos existen y sepan cómo controlarlos y preverlos. No en vano, los trabajadores son los principales promotores de la seguridad. Ellos son personas clave para asentar una cultura de la prevención que les beneficia directamente, pero que repercute en toda la Sociedad.

El 28 de abril es el momento de parar y pensar con un poco de sosiego en la importancia de que cada eslabón de la empresa se haga cargo de sus actos dentro del equipo. De plantearse cómo la forma de trabajar afecta no solo a quién la lleva a cabo, sino a todo el grupo humano. Es el tiempo de pensar con calma en que trabajar con seguridad es la única forma de trabajar. El único camino para poder volver cada noche a casa, sanos y salvos. Ese momento del que Segurmanía es fan número 1.

La efeméride es la excusa también para dar a conocer las nuevas tendencias en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo. No podemos olvidar que la fecha también da cabida al Día Internacional en Memoria de los Trabajadores Fallecidos y Heridos, que se celebra en todo el mundo desde 1996.

El Día Internacional de la Seguridad en el Trabajo puede ser también una excusa para que todos los actores que participan en el tejido laboral nos planteemos cuál es nuestro rol en la prevención y cómo lo hemos desarrollado. Si se ha hecho todo lo posible para fomentar la cultura preventiva, si hay que introducir cambios para mejorar, si no será el momento de dar nuevos pasos al frente para disminuir y controlar los riesgos y aumentar el bienestar del equipo.

Tampoco es necesario un despliegue de grandes gestos. Más bien, podría enfocarse la jornada como la culminación de una labor diaria. Sin descartar la organización de alguna charla o debate, el envío de comunicados que incidan en la prevención o cualquier otro tipo acciones. Y es que el apoyo a esta iniciativa comienza por esas ‘pequeñas’ acciones que no dejan de ser la reafirmación de un compromiso. Uno de los importantes ya que al fin y al cabo busca conseguir mejores condiciones para trabajadores en todo el planeta. ¿Dónde hay que apuntarse?

Suscríbete a la newsletter