Conversaciones con Javier Inda, Subdirector Técnico de Osalan (II): “Debemos contribuir a integrar la prevención de riesgos laborales en el sistema general de gestión de la empresa”

Vidas seguras | 10/01/2018
Conversaciones con Javier Inda, Subdirector Técnico de Osalan (II): “Debemos contribuir a integrar la prevención de riesgos laborales en el sistema general de gestión de la empresa”

Esta entrevista es la continuación de un primer post que puedes leer desde aquí.

¿Cree que en términos generales las empresas de Euskadi cumplen con la normativa de seguridad y salud laboral en maquinaria?

Yo creo que, en términos generales, sí cumplen. De todas formas, seguimos detectando irregularidades, la mayoría debidas a Incumplimiento de la legislación vigente de Reglamento de Máquinas que, casi siempre, detectamos en investigaciones de accidentes de trabajo y, en mucha menor medida, en las visitas por el Plan Renove de maquinaria.

¿Qué deberían mejorar o en qué se deberían fijar más las empresas al comprar y adecuar sus máquinas al entorno de trabajo?

Las empresas usuarias de maquinaria deben extremar las revisiones y técnicas a aplicar sobre las máquinas, establecer los procedimientos adecuados y organizar el área de trabajo con orden y limpieza antes de ponerlas a disposición de su personal, así como inculcar con fuerza una cultura de seguridad y salud para los trabajadores y trabajadoras que desempeñan su labor con máquinas. Se trata, como decía, de contribuir a integrar la prevención de riesgos laborales en el sistema general de gestión de la empresa y, sobre todo, de evitar en todo lo posible los accidentes laborales y sus consecuencias.

¿Qué recomendaría a los trabajadores/as para minimizar los riesgos por atrapamiento y aplastamiento?

Evitar riesgos de atrapamiento requiere la puesta en práctica de un conjunto de medidas preventivas entre las que podemos señalar:

  • Inspeccionar el lugar de trabajo, maquinarias y equipos antes de comenzar la actividad, informando rápidamente de cualquier deficiencia que haya podido observarse.
  • Delimitar y señalizar las zonas de trabajo y tomar las medidas preventivas adecuadas antes de acceder a ellas.
  • Evitar la utilización de elementos de vestuario sueltos o amplios, o de elementos ornamentales que puedan facilitar un atrapamiento o dificultar el trabajo.
  • Disponer de la iluminación adecuada según la actividad de que se trate.
  • Hacer uso de los EPI adecuados.
  • Aislamiento (por diseño, fabricación o ubicación) o protección adecuada (resguardos y/o dispositivos de seguridad) de los elementos móviles y, en algunos casos, de los recorridos de cualquier equipo de trabajo que puedan generar algún riesgo de atrapamiento.
  • Instalar resguardos o dispositivos fijos o móviles de seguridad que eviten el acceso a puntos peligrosos, utilizarlos, mantenerlos en buen estado y respetar las distancias de seguridad en relación a los puntos de operación.
  • Cualquier tipo de reparación o mantenimiento se debe llevar a cabo a máquina parada y con las energías desconectadas.
  • Los operadores de maquinaria móvil deben extremar la prudencia en las maniobras con escasa o nula visibilidad, procurando un conocimiento del proceso en el que participan a fin de conocer la presencia de otros trabajadores y mantenerse mutuamente informados sobre ello.
  • Las cargas objeto de manipulación deben encontrarse en el mejor estado de limpieza posible, adoptar dimensiones que faciliten la manipulación, disponer de apoyos firmes y estables y evitar los apilamientos
  • Y en cuanto a la maquinaria móvil, además de seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a su operación, mantenimiento, etc…habrá que disponer de carriles de circulación diferenciados, respetar su uso y estacionarla adecuadamente.

En 2015 OSALAN acometió la elaboración de una Guía sobre “Comprobaciones básicas de SEGURIDAD EN MÁQUINAS para su puesta a disposición de los/as trabajadores/as”, ¿tienen previstas otras iniciativas en la prevención de riesgo relacionado con atrapamientos/aplastamientos?

La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y sus disposiciones de desarrollo asignan al empresario una serie de obligaciones preventivas orientadas a la protección de la seguridad y salud laborales de sus trabajadores y trabajadoras. De un modo resumido, deberá conocer los riesgos laborales de su empresa y cómo afectan o pueden afectar a su personal trabajador, identificando las medidas preventivas, planificándolas e implantándolas, con el objetivo de eliminar, reducir o controlar los riesgos, informando y formando al trabajador, dotándoles de los medios y los EPI adecuados, organizando la vigilancia de salud y garantizando su participación.

Por tanto, y respondiendo a su pregunta, las funciones de OSALAN se proyectan sobre diversos ámbitos siendo uno de ellos la difusión del conocimiento, y dada la amplitud de sectores laborales, seguiremos impulsando esa difusión en la medida en que nuestros recursos humanos y materiales nos lo permitan.

¿Cuáles son los retos más importantes de Euskadi en materia de seguridad laboral en los próximos años? ¿Qué nos queda por hacer?

La idea principal y, lógicamente uno de los principales objetivos de Osalan, es que debemos conseguir que la sociedad en su conjunto entienda que los riesgos laborales se pueden prevenir y que, para ello, es primordial ser conscientes de la existencia de dichos riesgos, así como ser capaces también de identificarlos, medirlos y priorizarlos para poder diseñar e implementar las acciones preventivas correspondientes.

Nada tiene más valor que la vida y la seguridad de las y los trabajadores, y de ahí que la integración de la gestión preventiva en las empresas teniendo en cuenta aspectos técnicos, organizativos, sociales y ambientales suponga hoy una obligación para todo gestor responsable.

Por tanto, en este momento, lo tengo muy claro: el principal reto en materia de seguridad laboral en los próximos años es conseguir que se generalice la interiorización de la necesidad y de los beneficios que la PRL aporta a todas y todos los trabajadores, a las empresas y al conjunto de la sociedad. Dicho de otro modo, que la PRL se instale naturalmente como parte intrínseca de la gestión.

¿A nivel mundial existe algún país del que tomar ejemplo en cultura preventiva?

En mi opinión, no se trata tanto de la cultura preventiva de un país porque, por definición, los países regulan la prevención de riesgos laborales a través de leyes o normas de obligado cumplimiento.

Donde sí cabe hablar de la existencia o no de una cultura preventiva es en una u otra empresa en particular en la que, con independencia de países y normas, se desarrollan una o más “buenas prácticas” a la hora de abordar la prevención.

Quiero decir con ello que, aunque es cierto que hay todo tipo de casuística, no hace falta muchas veces un desplazamiento notable para localizar un modelo preventivo que podamos utilizar como referente.

Javier Inda Ortiz de Zárate, Subdirector técnico de OSALAN.