¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando te saltas el desayuno?

Vidas seguras | 13/03/2019
¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando te saltas el desayuno?

Saltarse el desayuno, un hecho tan insignificante para muchos que lo practican con frecuencia, resulta ser un muy mal hábito que puede acarrear muchos problemas e incluso enfermedades.

Saltarse el desayuno, un hecho tan insignificante para muchos que lo practican con frecuencia, resulta ser un muy mal hábito que puede acarrear muchos problemas e incluso enfermedades. ¿Quieres saber cuáles? Pues sigue leyendo porque seguramente te sorprenderás con algunas de ellas.

La American Heart Association ha declarado que no tener la costumbre de desayunar diariamente puede ocasionar el desarrollo de enfermedades como la diabetes o la obesidad, y con el paso del tiempo puede incluso afectar al corazón. Según dicha institución cuando no desayunas habitualmente el riesgo a sufrir un ataque cardiaco o de morir por una enfermedad coronaria aumenta un 27%.

Tanto organismos oficiales como científicos, profesionales de la salud, investigadores y asociaciones varias llevan tiempo alertándonos del problema y repitiendo que el desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, muchas personas desconocen los problemas de salud que pueden tener por no hacerlo y continúan con su mal hábito.

Leah E. Cahill, el director de un estudio de la Harvard School of Public Health, afirma “No desayunar puede conducir al desarrollo de uno o más factores de riesgo tales como la obesidad, hipertensión, colesterol alto y diabetes, que a su vez pueden provocar un ataque al corazón con el tiempo. No suena a broma precisamente.

Pero es que, además, no desayunar no solamente acarrea problemas físicos, sino que merma nuestras habilidades y capacidades mentales. Por lo tanto, si no desayunamos podemos añadir un riesgo innecesario dentro del desempeño de nuestras labores profesionales. Si no trabajamos a pleno rendimiento, con nuestras capacidades y habilidades en su óptimo nivel, cuando nos enfrentamos a ciertas situaciones de riesgo o peligro, podemos no reaccionar a tiempo o no hacerlo de la manera apropiada.

Según afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS), si comenzamos el día sin desayunar nuestro cerebro no funcionará adecuadamente, al ver reducidos los nutrientes que necesita para hacerlo; proteínas y azucares. Esta carencia continuada puede terminar dañando seriamente nuestro cerebro.

El no desayunar también provoca que las personas que no lo hacen se sientan más cansadas a lo largo del día y carezcan de fuerza y energía. El metabolismo se ralentiza para ahorrar energía, lo que nos haces perder velocidad en nuestros movimientos y reacciones instintivas.

Así que ahora que sabes lo que pasa en tu cuerpo cuando tienes el mal hábito de no desayunar, no lo dejes más y decídete a cambiar hoy mismo esta costumbre. Por tu salud y por tu seguridad adopta buenas rutinas.

Suscríbete a la newsletter