Grupo Uvesco: “El trato cercano y accesible es básico para convencer de que prevenir es invertir”

Empresas seguras | 03/05/2019
Grupo Uvesco: “El trato cercano y accesible es básico para convencer de que prevenir es invertir”

Entrevistamos a Amaia Larrea, Coordinadora de Seguridad y Salud Laboral del Grupo Uvesco, que nos cuenta las actuaciones y compromisos de Grupo Uvesco con la prevención y la seguridad en el trabajo.

Entrevistamos a Amaia Larrea, Coordinadora de Seguridad y Salud Laboral del Grupo Uvesco, que nos cuenta las actuaciones y compromisos de Grupo Uvesco con la prevención y la seguridad en el trabajo.

  • ¿Cuáles son los pilares de la cultura preventiva en Uvesco?

Los pilares fundamentales son:

  • Prevención Integral. Se hace frente a todos los posibles riesgos que pudieran existir en la empresa, independientemente de la dificultad en abordarlos. Para ello disponemos de un sistema de gestión de la seguridad y salud efectivo, donde se integra la seguridad y salud en todos los procesos de trabajo.
  • Prevención Integrada. Las actividades preventivas en la empresa constituyen una actuación más dentro de todas aquellas que tienen que realizarse en ella; debe ser una actuación coherente e interconexionada con el resto de las actividades de la empresa y no constituirse en una actuación diferente al resto de las actividades de la empresa.

La prevención la construyen día a día las personas que trabajan en la organización, asumiendo responsabilidades, no únicamente los técnicos de prevención. En GRUPO UVESCO estamos trabajando en la mejora de la “cultura preventiva”, ya que hemos visto la necesidad de invertir además en la evaluación de aspectos culturales, y observar el comportamiento y la concienciación preventiva, analizar sus causas, y así poner en marcha programas de refuerzo del liderazgo en seguridad y salud, donde la dirección tiene un papel crucial y se fomenta la asunción personal de responsabilidades y el compromiso compartido.

En Grupo Uvesco estamos desarrollando estrategias y programas para fomentar la cultura preventiva, en busca de la excelencia, para convertirnos en una empresa cada vez más saludable, donde la seguridad y la salud sea un valor principal de nuestro negocio.

 

  • ¿Cómo se difunde una buena cultura preventiva entre todos los trabajadores que conforman Uvesco? Sin duda, es un reto aplicar prácticas preventivas entre tanto personal.

Efectivamente la dispersión geográfica y el gran número de centros de trabajo hacen que sea un reto más complejo, pero no por ello imposible: la comunicación, la participación y ejemplo de los mandos intermedios, delegados/as y dirección general, así como un trato cercano son ingredientes para el éxito en la gestión de la prevención.

Es fundamental crear un buen clima preventivo, es decir, basado en la motivación e implicación de todos los trabajadores/as. El comportamiento y la actitud de los responsables de la empresa y de los mandos intermedios van a ser el espejo en el que se ven reflejados todos los trabajadores/as quienes realizarán su trabajo de forma segura si perciben que su empresa se toma en serio la seguridad.

Por otro lado, la comunicación es un área vital en la difusión de la cultura preventiva, así que la receta es comunicar, comunicar, comunicar… En Uvesco, tenemos varios canales de difusión internos, a través de los cuales tenemos una comunicación continua con todos/as los trabajadores/as del grupo.

También las visitas de los técnicos de prevención a los distintos centros el trabajo hace que tengamos un trato de tú a tú con los/as trabajadores/as y que nos tengan en cuenta a la hora de afrontar cualquier cuestión relacionada con la prevención.

El trato cercano y accesible es básico para convencer que prevenir es invertir.

 

  • ¿Qué supone para el Grupo Uvesco la prevención de riesgos?

En Grupo Uvesco nos tomamos muy en serio la seguridad y salud de todos nuestros trabajadores/as, tanto que forma parte del modelo de gestión de personas y de la cultura de salud de la organización. Para ello, Grupo Uvesco cuenta con un servicio de prevención mancomunado que trabaja en la mejora continua.

Cuidar y proteger es garantizar el buen funcionamiento de la empresa. Por eso invertimos tiempo y esfuerzo en implantar una correcta política de prevención de riesgos laborales que ayude a la reducción del número de accidentes y de enfermedades profesionales y aumente las condiciones de seguridad facilitando así el trabajo, mejorando la gestión de la empresa y la satisfacción y motivación de los trabajadores. No en vano el lema de nuestra empresa es “Si vendemos seguro, seguro que vendemos”

Entendemos, además, que la salud va más allá de la prevención de riesgos estrictamente legal y buscamos una gestión integral de la salud porque sabemos lo importante que es que “tengamos personas sanas en una empresa sana”.

 

  • Como coordinadora de Seguridad y Salud Laboral en Grupo Uvesco, ¿cuáles son los riesgos y retos a los que te enfrentas tú o el propio grupo, en el trabajo diario de una empresa tan grande y con puestos tan diferentes entre sí?

Los riesgos, como en el resto de empresas de la alimentación, se dividen fundamentalmente en dos grupos, que son los sobreesfuerzos y cortes.

El área de la ergonomía es uno de nuestros grandes retos en el trabajo diario, por un lado, debido a su complejidad y por otra por la gran incidencia que tiene en los puestos de trabajo y en los accidentes de trabajo que suceden.

La dificultad técnica para lograr mejoras preventivas a nivel ergonómico es muy alta, y no existen medidas que supongan una reducción del nivel de riesgo sustancial dado que tiene carácter multifactorial. Esto implica que hay que sumar muchas medidas para conseguir un impacto real en este tipo de riesgos.

Por otro lado, y aunque cada vez menos, todavía nos encontramos con personas que realizan el trabajo de forma insegura, a pesar de disponer de medidas de seguridad.

Es un reto convencer que el último eslabón en la cadena de seguridad son las conductas de cada persona y que una conducta segura beneficia a todas las partes. Seguimos trabajando en la concienciación a través de campañas, información y formación, pero no podemos bajar la guardia.

 

  • ¿Qué avances y logros destacarías en materia de prevención y seguridad laboral en vuestra organización? ¿Queda mucho trabajo por hacer en materia de prevención?

Durante estos años hemos implantado mejoras a todos los niveles. La medida fundamental ha sido la implantación de un Servicio de Prevención Mancomunado, en el que trabajamos varios técnicos de prevención, que de forma continua y desde el conocimiento interno de la empresa ha impulsado mejoras en todas las áreas preventivas y de la gestión de la salud, con buenos resultados.

Nuestro día a día es mejorar, pero siempre queda trabajo por hacer y no nos podemos relajar. Los próximos retos pasan por colocar la salud entre los valores estratégicos de la organización, hacerla parte de su ADN y que impregne la razón de ser de la empresa. Pero no solo quedarnos allí, sino hacer trascender el concepto de empresa saludable hasta nuestros clientes y fomentar los hábitos de vida sanos de forma interna con nuestros trabajadores/as y de forma externa en todos nuestros clientes. Siendo expertos en alimentación de calidad, uno de los pilares fundamentales de una buena salud,  tenemos un camino más corto para llegar a ofrecer a nuestro cliente el valor añadido de la salud más allá del simple hecho de hacer la compra.

 

  • El plan de prevención de riesgos laborales en vuestra empresa implica a trabajadores de supermercados y a centrales logísticas. ¿Qué diferencias existen en cuanto a PRL?

Efectivamente los riesgos e incluso la gestión y organización preventiva son completamente diferentes. En los supermercados disponemos de servicio de prevención interno, mientras que en las centrales logísticas contamos con Servicios de Prevención Ajenos. Al realizar tareas diferentes, los procedimientos de trabajo, maquinaria, etc, también lo son y por tanto los riesgos.

Sin embargo, también encontramos puntos en común y el hecho de que pertenezcan a la misma organización permite la gestión del riesgo desde el origen, el conocimiento compartido y las sinergias positivas que se crean en la gestión de la prevención.

 

  • ¿Qué percepción crees que tienen los trabajadores en cuanto a prevención y seguridad?

El tener un Servicio de Prevención Propio hace que la relación con los trabajadores sea mucho más cercana. Cuando conoces al técnico de prevención de tu centro de trabajo, que te transmite confianza, no dudas en comunicar cualquier incidencia que tengas. Así, en las acciones formativas, jornadas de acogida o visitas a centros nos encontramos con muchos trabajadores muy implicados en la actividad preventiva y que nos aportan muy buenas sugerencias.

La inmensa mayoría de los trabajadores creo que tienen una buena percepción y son conocedores de la preocupación y el compromiso de la empresa con la prevención y la seguridad.

 

  • ¿Cuáles son los retos futuros en materia de Seguridad y Salud Laboral en vuestra compañía? ¿Queda mucho por hacer?

Nuestro ritmo de crecimiento y desarrollo ha sido muy alto, y la prevención en la organización debe ir avanzando al mismo ritmo.

Si, aún queda mucho trabajo por hacer: debemos seguir promoviendo los comportamientos seguros y la correcta utilización de los equipos de trabajo y protección, y fomentar el interés y cooperación de los/as trabajadores/as en la acción preventiva y la participación activa en la mejora de todos los miembros de la organización.

Nos gustaría poner el foco en el desarrollo de cultura preventiva para todos los mandos de la organización, como parte de su labor de liderazgo con los equipos de personas, desarrollo de formaciones específicas en ergonomía activa y fomentar una cultura de cuidado de la salud, más allá del cumplimiento legal, a todos los niveles y que lleguemos incluso hasta la sociedad, provocando cambios saludables a todos los niveles.

Por supuesto nuestro objetivo seguirá siendo Accidentes=0, que la prevención sea vista como algo que nos ayuda a cuidar nuestra salud y que esto se traduce en  beneficios tanto para uno mismo como para la empresa, y que la prevención no es solo tema de los técnicos de prl sino de todos y cada uno de los que pertenecemos a esta empresa.

 

  • Por vuestra experiencia y contacto con diferentes empresas, ¿dirías que la cultura preventiva, por regla general, está asentada en Euskadi?

Si bien en Euskadi tenemos una cultura preventiva bastante asentada comparativamente con otras zonas del país, todavía queda mucho por hacer.

Aunque las empresas tienen una responsabilidad directa, hace falta muchísima más colaboración por parte de todos los agentes sociales, por ejemplo, desde el ámbito educativo sería importante que se hiciera muchísimo más hincapié en una visión de sociedad segura, donde no caben los comportamientos de riesgo, y que esto se inculcara ya desde la infancia.

Es importante que se ponga el foco en las condiciones de trabajo que deben tener las empresas, pero también apelar a la responsabilidad de cada persona en la ejecución del trabajo, ya que con la suma de las dos variables es cuando conseguiremos los mejores resultados posibles, y cuantos más agentes participen en este objetivo mayores probabilidades de éxito tendremos.

 

 

Suscríbete a la newsletter