Levantar pesos no es un juego

Lecciones de seguridad | 20/06/2018
Levantar pesos no es un juego

Un número importante de las lesiones de espalda en el entorno laboral se producen cuando se levanta un peso. Bien porque la carga es excesiva, bien porque se hace de forma muy repetitiva o bien porque no se hace de la manera adecuada, la parte posterior del cuerpo acaba pagando las consecuencias.

Un número importante de las lesiones de espalda en el entorno laboral se producen cuando se levanta un peso. Bien porque la carga es excesiva, bien porque se hace de forma muy repetitiva o bien porque no se hace de la manera adecuada, la parte posterior del cuerpo acaba pagando las consecuencias. Y éstas pueden ir más allá de una dolorosa lumbalgia ocasional o de los latosos tirones. A veces, el daño se cronifica y las consecuencias son graves.

El cuerpo humano tiene sus límites y en las manos de cada uno está saber dónde se encuentran. Músculos, huesos, articulaciones y tendones puede responder muy bien durante un tiempo, pero si el esfuerzo es demasiado, se repite habitualmente y se hace de manera inadecuada, dejarán de responder. Así que antes de levantar una carga es necesario plantearse algunas cuestiones como  por ejemplo, peso, si hay que llevarlo muy lejos o si es fácil de agarrar. Si la respuesta a alguna de esas preguntas ofrece dudas quizá sea mejor pedir ayuda.

Aupar un objeto voluminoso tampoco debe hacerse de cualquier manera. Como en casi todo, existe una forma correcta de hacerlo, y ésta implica someter el cuerpo a menor riesgo. Así que, una vez más, la técnica es importante y lo mejor es seguir algunos pasos básicos:

  • Los pies deben estar bien apoyados y para ello deben estar separados y uno de ellos adelantado en el sentido de la marcha.
  • Se debe mantener la espalda recta, doblando las rodillas para que el punto de gravedad no se altere y evitando así desequilibrios.
  • Usar los músculos de los brazos y de las piernas. Por ejemplo, si se hace el esfuerzo con las abdominales se puede producir una hernia.
  • Mantener la carga cerca del cuerpo.
  • No girar la cintura si se lleva un peso, es mejor pivotar sobre los pies.
  • No encorvar la espalda ni levantar el objeto por encima de la cintura.
  • Los cinturones de esfuerzo no son una moda, úsalos.

Es importante no olvidar que no conviene levantar cargas superiores a los 15 kilos. Si es superior lo mejor es que no se haga de manera repetitiva, pero si es algo habitual quizás haya que plantear el uso de medios mecánicos. Tampoco se debe descartar el uso de cinchas o mochilas. Mucho menos perder de vista el viejo dicho: Solo no puedo, con amigos sí, que aplicado al mundo laboral no es ni más ni menos que pedir ayuda. Esta se hace indispensable si el objeto es muy grande y dificulta la visión, si quien la va a transportar no está habituado a hacerlo o si es demasiado largo para que un solo individuo lo traslade de manera estable.

Por supuesto, nunca viene mal hacer un repaso previo del recorrido que se va a realizar con la carga encima. Apartar obstáculos, y tener fichados escalones y pendientes en el mapa de la ruta eliminará caídas, desequilibrios y lesiones.

Suscríbete a la newsletter