Practica pausas activas en tu trabajo

Vidas seguras
Practica pausas activas en tu trabajo

Estamos acostumbrados a pasar muchas horas trabajando, sentados delante de un ordenador, sin apenas tiempo para realizar ejercicio durante la semana. Para que la falta de tiempo no sea un hándicap, comienza a practicar pausas activas en el trabajo.

Estamos acostumbrados a pasar muchas horas trabajando, sentados delante de un ordenador, sin apenas tiempo para realizar ejercicio durante la semana. Para que la falta de tiempo no sea un hándicap, comienza a practicar pausas activas en el trabajo. Una buena opción para favorecer tu salud en todos los aspectos: a nivel cardiovascular, respiratorio y cognitivo y prevenir dolencias posteriores fruto de malas posturas continuadas. ¡Mas vale prevenir que curar!

Y es que hacer una pausa mientras trabajas para realizar ejercicios terapéuticos, tiene más beneficios de los que imaginas. ¿Quieres saber cuáles son? Disminuye el estrés, reduce la fatiga física y mental, mejora la calidad del trabajo, promueve la relajación muscular y favorece la circulación sanguínea.

Te contamos en qué consisten las pausas activas. Se trata de una rutina corta de ejercicios específicos que no te llevarán más de 10 o 15 minutos, y que se pueden realizar en el mismo espacio de trabajo. Son ejercicios básicos y funcionales, para ejercitar los músculos, ejercicios de movilidad articular, de estiramiento y de relajación.

No dejes de practicar estos ejercicios que te recomendamos:

  • Movimientos circulares de cadera.
  • Estiramientos, elevando hombros hasta los 90° y con el otro brazo ejercer leve presión en los codos.
  • Girar la cabeza hacia un lado hasta que el mentón quede casi en la misma dirección que el hombro. Después realiza este ejercicio girando al otro lado.
  • Inclinar la cabeza hacia atrás y permanecer durante 5 minutos en esta posición.
  • Encoger los hombros hacia las orejas y permanecer en esa posición 10 segundos.
  • Realizar movimientos circulares de tobillo.
  • Estirar los brazos hacia el frente, juntar las palmas y mover las manos hacia arriba y abajo.
  • Realizar ejercicios de relajación que consisten en inhalar y exhalar contrayendo el abdomen y relajando cada parte del cuerpo. La respiración debe ser lo más profunda, lenta y rítmica posible.

Al practicar durante varias semanas las pausas activas, disminuyen los niveles de estrés, favorece la autoestima, mejora la concentración, reduce el riesgo de enfermedades, motiva y mejora las relaciones interpersonales, libera el estrés articular y muscular, y ayuda a realizar mejor tus tareas laborales. ¡Aprovecha ese tiempo de descanso y te sentirás mejor!

 

Suscríbete a la newsletter

Este sitio web utiliza cookies y, por lo tanto, recopila información sobre tu visita para mejorar nuestra web mediante el análisis y para mostrarte contenido relevante. Consulta nuestra Política de Cookies cookies para obtener más detalles o cambia la configuración si lo deseas.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FuncionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticaNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de facilitar la usabilidad.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrasNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.