Iberdrola, seguridad y prevención con el foco en las personas

Empresas seguras | 25/04/2018
Iberdrola, seguridad y prevención con el foco en las personas

Iberdrola toma “catas” de su cultura preventiva a través de la participación, el compromiso y propuestas de todo el equipo ¿Cómo lo hacen?

Con más de 33.0000 trabajadores repartidos por todo el mundo, Iberdrola es una de las empresas punteras de la economía nacional. Pero su tamaño no supone que sus responsables hayan despistado al más importante de sus activos: las personas. Por eso, la firma vasca mantiene un firme compromiso con la seguridad y salud en el trabajo, que le ha valido el reconocimiento no solo empresarial, sino también social. Hablamos con Antonio Moreno, Director del Servicios de Prevención Mancomunado de Iberdrola.

1.- ¿Cómo es la política de Riesgos Laborales que aplica Iberdrola en la actualidad?

La actual política de Riesgos Laborales tiene como finalidad conseguir un entorno de trabajo seguro y saludable para las personas que trabajan en nuestras instalaciones, siendo prioritario el criterio de seguridad que de esta manera condiciona la manera de hacer y de trabajar en nuestras organizaciones, en este sentido la mejora continua en todos los ámbitos de la gestión de la prevención de riesgos laborales es una variable fundamental que va conformando ahora, en el presente, nuestro futuro.

Es nuestra política que toda la innovación y desarrollo que estamos viviendo en los últimos años, todas estas mejoras, se plasmen y tengan su protagonismo en todo el universo de las seguridad y la salud en el trabajo, consiguiendo así mejores resultados y más bienestar laboral.

2.- ¿Cómo ha evolucionado en los últimos años la PRL?

A mi juicio creo que se está dando una confluencia tanto en el ámbito estructural como en el factor humano, de hecho muchos equipos y elementos que ya son mucho más seguros en origen por la integración de elementos que así lo permiten y por la mayor exigencia, en seguridad, de los propios diseñadores, las empresas y las administraciones, siempre la evolución de la PRL ha ido de la mano del desarrollo del proceso productivo.

De manera colateral hay una mayor participación de las personas, a todos los niveles, en compartir el valor de la seguridad y de la salud, gracias a esta participación  se está consiguiendo compromiso e involucración. No vale con tener las mejores instalaciones, los mejores equipos y los mejores procedimientos, al final quienes tomamos las decisiones y actuamos en consecuencia somos las personas y aquí nuestro propio compromiso para cuidar la seguridad, la salud y el bienestar de los que nos rodean es fundamental.

3.- Debe ser complicado organizar un plan de riesgos laborales en una empresa de tal ¿Cómo lo hacen?

Iberdrola tiene ya más de cien años y en su ADN siempre ha estado impresa la seguridad y la salud de las personas y esta visión de todas las organizaciones facilitan enormemente la planificación de la actividad preventiva. A medida que nuevas empresas se van integrando van compartiendo esta filosofía, y en algunas ocasiones han aportado aspectos o maneras de hacer que hemos integrado a nivel general.

En la actualidad ya se han instaurado sistemas de gestión que homogenizan el control y monitorización no solo de la planificación e implantación sino también de sus resultados. Cada país, cada negocio goza ya de sistemas eficaces y compartidos, para su propia planificación, que no obstante es compartida a nivel internacional.

4.- ¿Tienen protocolos que deban cumplir sus empresas colaboradoras o subcontratas?

Disponemos de un marco contractual con todos los requisitos que tienen que cumplir nuestras empresas proveedoras, en lo relativo a la capacitación de sus propios empleados, aplicación de nuestros procedimientos y normativa, respeto al medio ambiente y a las instalaciones, etc. A lo largo de nuestra historia hemos constatado, en relación con las empresas contratistas, hemos constatado dos aspectos:

  • A medida que la empresa contratista trabaja con nosotros sus resultados en seguridad y salud van mejorando, es decir, mejora con respecto a sí misma.
  • Sus resultados, respecto a otras empresas similares que no trabajan con nosotros, también mejoran. Esto se debe a que hay un trasvase cultural entre nosotros y las empresas que nos dan servicio, de alguna manera nos convertimos en “tractor” de Seguridad y Salud para nuestros proveedores; de hecho nosotros monitorizamos nuestros resultados de seguridad y salud en conjunto, con los resultados de nuestras empresas contratistas, un accidente es un accidente, ya no tiene “apellido” propio o de contrata y una conducta profesional segura en nuestras instalaciones es “nuestra”, ya sea de un empleado de Iberdrola o de empresa contratista.

5.- ¿Qué supone para su empresa un accidente laboral? ¿Cómo lo afrontan?

Las cuestiones que nos hacemos son: ¿Es un accidente accidental? ¿Es algo que hubiese sido imposible evitar? ¿Es el accidente el resultado de un proceso? Para nosotros un accidente es el fracaso del sistema, nos supone una gran decepción y frustración, tal vez lo único que nos pueda aportar ese suceso es la oportunidad de estudiar todos los condicionantes que se han dado en el espacio y en el tiempo para detectar dónde se ha producido el fallo, analizar las causas, estudiar la mejor solución y replicarla y anticiparla en todas las situaciones que hubiesen podido ocasionar el mismo resultado.

En la actualidad todas las empresas del grupo están aplicando los métodos de análisis de causas de la accidentalidad y compartiendo con todas las organizaciones de prevención sus resultados y propuestas de intervención. Esta buena gestión nos va a permitir aplicar ahora estas mejoras evitando así accidentes en el futuro.

6.- ¿Cómo se consolida una buena cultura preventiva? ¿Cómo la difunden entre las miles de personas que conforman Iberdrola?

Nuestra cultura preventiva se va generando y consolidando segundo a segundo, minuto a minuto, siendo muchos los actores que la van conformando, estos son: La propia empresa, definiendo, estableciendo, aplicando y monitorizando sus políticas de seguridad y salud; las Jefaturas, que para la aplicación de las políticas tienen que distribuir sus presupuestos, diseñar las organizaciones, invertir en capacitación y reciclaje de sus profesionales, renovar y mejorar sus instalaciones, actualizar permanentemente sus procedimientos y establecer los mecanismos de control para comprobar que se trabaja de una manera adecuada en unas instalaciones seguras; los propios “grupos naturales de trabajadores”, que generan su micro cultura preventiva y establecen como trabaja cada individuo en el grupo, fomentando comportamientos seguros y evitando conductas inseguras; el trabajador, que tiene que tomar sus propias decisiones en situaciones y momentos concretos priorizando la seguridad frente a otras exigencias, como pueden ser las prisas y  la presión del entorno, etc.

Desde el Servicio de Prevención periódicamente se toman “catas” de esa cultura preventiva, en diferentes niveles de la organización y se actúa con diferentes estrategias en información, formación y desarrollo de programas preventivos que mantienen alta esta cultura, como por ejemplo el Programa RADAR, que en la actualidad involucra a unos 5000 empleados que están adscritos a grupos de mejora continua en prevención de riesgos laborales, gracias a su participación, su compromiso y sus propuestas se eliminan situaciones que pueden generar incidentes de seguridad.

En nuestra empresa tenemos la suerte de que nuestro Presidente Ignacio Galán hace que permanentemente se visualice su compromiso con la seguridad, la salud y el bienestar de las personas, en todas sus comunicaciones, road shows, encuentros con empleados, etc. La apuesta decidida de nuestro Presidente hace que esta cultura preventiva sea puesta en valor por todas las organizaciones y personas que componen nuestra empresa. Lo mismo ocurre con nuestra alta dirección, de hecho nuestros resultados es seguridad y salud tienen su protagonismo en la Junta General de Accionistas, transmitiendo al resto del mundo la importancia que para nosotros tiene este tema.

7.- Ustedes que operan a nivel internacional, ¿qué grado de avance cree que tenemos  en cultura preventiva con respecto a otros países?  

Cada país tiene su propia idiosincrasia y hay condicionantes legales, propios de cada país, condicionan los propios diseños de organizaciones y sus estrategias. Tal vez a nivel países, en general, hay grandes diferencias en la cultura preventiva, de hecho se constata en los resultados, pero el nivel de cultura preventiva en las empresas del grupo en diferentes países es muy similar, aunque haya una particularización y adaptación de los estándares del grupo a la realidad local. El intercambio y participación de buenas prácticas entre los Servicios de Prevención del Grupo es constante y la aportación de cada país muy importante, en estas tareas todos tenemos nuestro protagonismo.

8.- ¿Utilizan alguna herramienta innovadora o propia en su PRL?

En nuestra empresa gozamos de una fuerte cultura innovadora y actualmente participamos en proyectos de este tipo, en la actualidad somos partners en programas concretos de innovación en equipos de protección individual, donde lo que se trata es de integrar todo esto avance tecnológico al que asistimos durante estos últimos años en los elementos que utilizamos en nuestro día a día, en el apartado de wearables las posibilidades son infinitas y pueden hacer que controlemos y evitemos los riesgos ya en origen.

En el contexto “Factor humano” seguimos trabajando en el refuerzo y mantenimiento del compromiso personal y grupal con la seguridad y la salud, en este contexto estamos muy orgullosos de los resultados del innovador Programa RADAR que hace que cada empleado se sienta comprometido con la seguridad y la salud de las personas que están en nuestras instalaciones.

En la actualidad participamos también en plataformas tecnológicas y grupos de trabajo con la administración, en las que estamos atentos a la aparición de nuevos elementos o estrategias que redunden en la mejora de las condiciones de trabajos.

9.- ¿Qué mensaje lanzaría a quienes dudan o aplican una PRL deficitaria?

Les diría que las empresas aportan sus productos y sus servicios a la sociedad y que estos productos y servicios no pueden integrar daño, dolor o sufrimiento de las personas que contribuyen a conseguirlos. Es inaceptable que nadie considere esos daños o la posibilidad de que se materialicen en un proceso productivo. Atrás quedaron los estudios que demostraban que invertir en prevención es muy rentable económicamente.

Tenemos que aplicar una prevención de riesgos laborales por nuestra exigencia ética y moral, como reflejo de nuestra propia profesionalidad. Conformar una empresa más segura y saludable es construir una empresa mejor, más rentable y sostenible que generará riqueza tanto para la sociedad como para sus accionistas y empleados.

Suscríbete a la newsletter