Prevención al utilizar andamios metálicos sobre ruedas

Lecciones de seguridad | 22/07/2019
Prevención al utilizar andamios metálicos sobre ruedas

Las torres de trabajo móviles son estructuras muy útiles para realizar trabajos de mantenimiento o construcción en diferentes alturas. Ofrecen una cómoda superficie de trabajo con una determinada capacidad de carga, pero hay que seguir una serie de normas y medidas preventivas para usarlos de forma segura.

Las torres de trabajo móviles son estructuras muy útiles para realizar trabajos de mantenimiento o construcción en diferentes alturas. Ofrecen una cómoda superficie de trabajo con una determinada capacidad de carga, pero hay que seguir una serie de normas y medidas preventivas para usarlos de forma segura.

Existen determinados trabajos, en especial en el sector de la construcción y el mantenimiento, que requieren situarse a una determinada altura durante un periodo de tiempo prolongado, y si además demandan manejar herramienta o material relativamente pesado, no resultan prácticos, ni cómodos, pero sobre todo no son tan seguros, si se realizan sobre una escalera.

Para estos casos se debe recurrir a una torre de trabajo móvil (para entendernos: un andamio tubular metálico sobre ruedas). Se trata de una estructura provisional móvil que soporta una o varias plataformas a diferentes alturas. Está montada sobre cuatro ruedas –dotadas de sistema de frenado- que permiten desplazarlo manualmente por la zona de trabajo según sea necesario.

Antes de subir al andamio…

Como cualquier trabajo en altura, las tareas que se desarrollan en una torre de trabajo móvil implican una serie de riesgos que hay que identificar antes siquiera de pisar el andamio. Estos son los principales riesgos y sus causas que debemos tener en cuenta:

  • Caídas (al mismo nivel o a distinto nivel): montaje o desmontaje incorrecto; anchura insuficiente de la plataforma; ausencia de barandillas; acceso inadecuado (trepando por el exterior, por ejemplo); plataforma no estabilizada; trabajar con las ruedas desbloqueadas; sobrecarga de la estructura; falta de orden; golpes contra objetos, etc.
  • Caída de objetos: plataforma sin rodapiés; manejo de cargas excesivas o de forma deficiente; desplazamiento accidental de la estructura, etc.
  • Vuelco o derrumbe de la estructura: deformación o mal estado de la estructura; montaje o desmontaje incorrecto (ausencia de diagonales, tirantes, etc.); sobrecarga de las plataformas; desniveles o accidentes del suelo; etc.

Una vez que los tenemos presentes toca tomar las medidas preventivas oportunas. Primero, asegurarse de llevar el Equipo de protección individual (EPI) adecuado: sobre todo casco, guantes, calzado de seguridad y arnés (cuando sea necesario). Una vez protegidos de manera individual, hay que vigilar las protecciones y normas de seguridad colectivas en espacio de trabajo. En este caso de un andamio móvil, las más importantes son:

  • Las plataformas tienen que tener una anchura mínima de 60 cm. y deben estar fabricados con chapa o rejilla metálica antideslizante. También deben disponer de barandillas de al menos 90 cm. y un rodapié de 15 cm. como mínimo.
  • No se deben colocar escaleras portátiles u otros elementos para elevarse sobre las plataformas.
  • Asegurarse de la presencia de escaleras internas de mano con trampilla para comunicar plataformas de diferentes niveles. El acceso a las plataformas debe realizarse por el interior con escaleras integradas.
  • Prohibido realizar movimientos con personal, materiales o herramientas sobre las plataformas.
  • Sólo pueden moverse sobre un suelo firme, nivelado y libre de obstáculos. Las ruedas deben estar bloqueadas mientras se realicen trabajos sobre las plataformas.
  • Restringir el acceso de peatones en torno a la plataforma (delimitada con barandillas y/o elementos luminosos o reflectantes, sobre todo si están cerca de vías de circulación o paso de vehículos).

Estas, y otras medidas que establece Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo para de seguridad y salud en materia de trabajos temporales en altura, son esenciales para evitar consecuencias no deseadas de un mal uso de estas plataformas. Aun así, recuerda que la seguridad siempre empieza por uno mismo: un exceso de confianza puede hacernos bajar la guardia en el campo de la seguridad laboral.

 

Suscríbete a la newsletter