Más allá de Facebook, las apps que sí salvan vidas

Vidas seguras | 21/11/2017
Más allá de Facebook, las apps que sí salvan vidas

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación han llegado para quedarse.

Gusten más o menos, está claro que las TIC’s son parte de la vida de la gran mayoría de las personas y que ofrecen una amplia variedad de usos más allá del mero entretenimiento. Incluso las menos serias, como las redes sociales – Facebook, Twitter, Instagram…– se han destapado como recursos útiles en momentos dramáticos como atentados o cataclismos.

La velocidad a la que el sector evoluciona es vertiginosa y cada día sorprende con algo nuevo. Eso incluye el ámbito de la prevención de riesgos laborales, donde las nuevas tecnologías se han convertido en una herramienta clave en la mejora de la gestión preventiva. El uso masivo de los diversos dispositivos móviles (teléfono android o iphone, tablets, portátiles…) abre un amplio abanico de posibilidades.

Lie, por ejemplo, favorece un trabajo más eficiente de los profesionales de la prevención en las obras de construcción. El “dispositivo de hombre muerto”, desarrollada por Ecommunicator, controla que la inclinación de la persona no supere los grados indicados en su configuración. Si detecta que ocurre o que hay falta de movimiento, avisa a la persona y empieza una cuenta atrás. Si ésta no se cancela, envía una alerta de emergencia a los contactos previamente seleccionados, realizando la llamada de emergencia y enviando la posición GPS por SMS y email.

En el campo de los químicos, la Universidad de Granda ha desarrollado Peligrosidad. Esta app mide la peligrosidad de los laboratorios. Entre otras cosas, clasifica el riesgo químico, permite estimar el índice de peligrosidad en el manejo de agentes químicos (Ipmaq) y facilita la planificación de las actuaciones y las medidas de contención destinadas al control del riesgo químico en laboratorios.

Algunas de estas aplicaciones van dirigidas a los técnicos de prevención de riesgos y buscan facilitar su trabajo. En su mayoría sirven para dar una referencia en los niveles de luz, el ruido o vibraciones. Es el caso de Sound Meter, Luxómetro, Atenuación de los protectores auditivos, o Análisis de posturas forzadas (método REBA) –estos últimos desarrollados por INSHT. Otras son menos específicas y aglutinan varias utilidades. Es el caso de ApprevenirT (disponible para Android e IOS) que incluye información de interés en forma de textos, vídeos e imágenes didácticas. Ofrece materiales para la empresa y para los trabajadores y enlaces a distintos organismos en materia de prevención a nivel nacional e internacional. Dispone también de un apartado (AcuidarT) con consejos para prevenir el estrés,  para una buena nutrición, sobre actividad física o medidas aplicables tras la reincorporación laboral tras una baja. Se completa con linterna, termómetro, medidor de decibelios, medidor de pulsaciones y lupa.

El aspecto lúdico también tiene su espacio en estas nuevas herramientas preventivas. Existen algunas apps que han aplicado la gamificación (juego) a la formación en materia de riesgos laborales. Es el caso, de Ergovidrio, Ergopan, o Preven Game.

Los avances son muchos, muy rápidos y menos complicados de incorporar a las rutinas de la cultura preventiva de lo que se pueda creer. Cada uno que elija la suya.