Si te toca realizar tareas de mantenimiento en un lugar confinado lo primero que debes conocer son sus riesgos

Lecciones de seguridad
Si te toca realizar tareas de mantenimiento en un lugar confinado lo primero que debes conocer son sus riesgos

Se denomina lugar confinado a cualquier espacio con aberturas limitadas de entrada y salida con una ventilación natural desfavorable, en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables, que puede tener una atmósfera deficiente en oxígeno y que no está concebido para una ocupación continuada por parte de los trabajadores.

Se denomina lugar confinado a cualquier espacio con aberturas limitadas de entrada y salida con una ventilación natural desfavorable, en el que pueden acumularse contaminantes tóxicos o inflamables, que puede tener una atmósfera deficiente en oxígeno y que no está concebido para una ocupación continuada por parte de los trabajadores.

El principal motivo por el que se suele acceder a estos espacios confinados es para realizar tareas de mantenimiento, tanto preventivas como correctivas. Estas tareas incluyen frecuentemente la limpieza, las reparaciones, las inspecciones o las revisiones.

No existe una legislación específica en materia de espacios confinados, por lo que se debe aplicar el primer principio general de la ley de Prevención de Riesgos Laborales, que es: Evitar los riesgos. Por lo tanto, en primer lugar, se debe evitar entrar al espacio confinado.

Por ello, los trabajos de mantenimiento deben intentar abordarse, en un primer momento siempre desde el exterior. Pero si esa posibilidad resulta imposible y es necesario el acceso al lugar confinado se debe elaborar un procedimiento de trabajo.

El procedimiento de trabajo en espacios confinados tiene que ser individualizado para cada tipo de espacio y de trabajo debido a las peculiaridades que se presentan comparándolos con los lugares de trabajo convencionales.

Antes de acceder a un local confinado se deben evitar los riesgos que se presentan y, cuando esto no sea posible, se deben evaluar esos riesgos. La eliminación y/o evaluación de riesgos será la primera etapa al acometer trabajos en espacios confinados.

Podemos clasificar los riesgos que pueden presentarse en las operaciones de mantenimiento en espacios confinados en dos grupos:

  • Riesgos por exposición a atmósferas peligrosas en espacios confinados. Que pueden diferenciarse en: riesgo de asfixia por insuficiencia de oxígeno, riesgo de incendio o explosión y riesgo de intoxicación por inhalación de contaminantes. Cada uno de ellos tendrá unas causas que permiten identificar los lugares con mayor probabilidad de presentar ese riesgo.
  • Riesgos por agentes mecánicos, físicos y biológicos. Que pueden diferenciarse en riesgos:
  • Debidos a las características del lugar de trabajo.
  • Riesgo de atropello debido al tráfico rodado en la entrada al espacio confinado.
  • Riesgo de sufrir trastornos osteomusculares debido a posturas desfavorables y sobreesfuerzos.
  • Riesgo de lesión por caídas a distinto o al mismo nivel.
  • Riesgo de asfixia por ahogamiento debida a la entrada de agua en el espacio confinado.
  • Riesgo por contacto eléctrico de elementos en tensión, ajenos a las tareas que se esté realizando, dentro del espacio confinado.
  • Golpes por caídas de objetos al interior mientras se está trabajando.
  • Golpe de calor o hipotermia por ambientes calurosos o fríos, respectivamente.
  • Riesgo por agresiones de animales.
  • Riesgos por agentes biológicos se plasman en riesgos de infección que se pueden transmitir al trabajador por distintas vías: a través de: heridas, quemaduras, mucosas, ingestión de agua. alimentos contaminados, mordedura de roedores, etc.
  • Debidos al trabajo realizado. Se pueden mencionar de manera muy general:
  • Ruido y vibraciones en el manejo de máquinas y herramientas.
  • Golpes, cortes o punciones con materiales y herramientas.
  • Golpes y sobreesfuerzos en el manejo y transporte de materiales.
  • Electrocuciones en el manejo de herramientas eléctricas.

Evitar o evaluar los riesgos nos permitirá establecer unas medidas de prevención básicas que eliminen o atenúen los riesgos en espacios confinados. Porque para prevenir lo primero es siempre identificar los riesgos, de tal modo que se puedan tomar medidas contra ellos que garanticen la máxima seguridad posible.

Suscríbete a la newsletter

Este sitio web utiliza cookies y, por lo tanto, recopila información sobre tu visita para mejorar nuestra web mediante el análisis y para mostrarte contenido relevante. Consulta nuestra Política de Cookies cookies para obtener más detalles o cambia la configuración si lo deseas.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FuncionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticaNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de facilitar la usabilidad.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrasNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.