Maria Teresa Garabaya, Responsable de PRL de EMICA BOMBAS: “Los riesgos son como gatos negros, difíciles de ver en la oscuridad, pero posibles de localizar con un foco de luz que los alumbre”

Empresas seguras | 20/11/2020
Maria Teresa Garabaya, Responsable de PRL de EMICA BOMBAS: “Los riesgos son como gatos negros, difíciles de ver en la oscuridad, pero posibles de localizar con un foco de luz que los alumbre”

Maria Teresa Garabaya, Responsable de PRL, y Jon Ander Aguirrebengoa, Director General de EMICA BOMBAS responden a nuestras preguntas sobre PRL y nos detallan como se han enfrentado a la nueva problemática generada por el Covid-19.

Suministramos sistemas de bombeo basados en la fabricación de bombas centrifugas.

  • Tras más de 120 años como pyme familiar ¿cómo surgió la idea de pasar de ser una empresa familiar a un modelo de gestión profesional externa? Y, ¿qué mejoras en cuanto a seguridad laboral y PRL habéis incorporado?

El éxito de una empresa como Emica, con una trayectoria profesional tan duradera, se fundamenta en la gran capacidad de adaptación que ha ido demostrando a lo largo de su historia. Siempre buscando la mejor fórmula en todos los aspectos, incluida la seguridad y la prevención laboral, con una visión de medio-largo plazo para la compañía.

En una empresa familiar como la nuestra siempre se da la necesidad de encontrar el equilibrio entre Control vs Gestión, aplicando y alternando en el tiempo soluciones que incorporen tanto el control como el conocimiento. En Emica hemos logrado adaptarnos para poder afrontar todas las cuestiones que han ido surgiendo, siempre con la garantía de enfrentarnos a los retos y riesgos de la mejor manera posible, sin por ello perder el vínculo obvio que debe unir a la Propiedad y a la EMPRESA con todas aquellas PERSONAS que han aportado, y aportan, todo su esfuerzo y trabajo para que EMICA hoy esté donde está y se haya convertido en la empresa que es.

  • ¿Cuál es el compromiso de Emica Bombas con la prevención y la seguridad laboral?

Entendemos que la Prevención va mucho más allá de cumplir todas las normativas establecidas y mantener todas las labores controladas. Así lo demuestran las estadísticas generales de tendencia de accidentes, que, tras décadas a la baja, conseguida mediante la implementación de mejoras en materia normativa y formativa, muestra cierto estancamiento. Aunque con ello las mejoras estén amortizadas, siempre existe la posibilidad de mejorar aún más e ir más allá en materia de PRL.

La Visión Zero en materia de prevención que ponemos en valor en EMICA, trata de visualizar los riesgos a los que nos enfrentamos de forma continua durante el desempeño de nuestras labores, para anticiparse a los accidentes y no solo considerar la existencia de esos riesgos cuando sucede un accidente. Porque entendemos que la manera más efectiva de evitarlos es prevenirlos.

Para nosotros los riesgos son como gatos negros, difíciles de ver en la oscuridad, pero posibles de localizar con un punto de luz que los alumbre y que haga más fácil la tarea. Uno de esos puntos de luz ha sido, por ejemplo, nuestra campaña de concienciación en materia preventiva “La ley de Murphy” (Todos contra Murphy), que incide en la idea de poner el foco de atención en los riesgos habituales de nuestro entorno laboral. Otro punto de luz, más actual, ha sido la implantación de un sistema de trazabilidad de contactos mediante dispositivos para el riesgo Covid, llamado COwin-19 de la empresa Enzyme. Esto nos ha permitido que el riesgo de contagio se visualice de forma continuada en los momentos de mucho contagio entre la ciudadanía, pero también en momentos de menor índice de contagios entre la población.

Tratamos siempre de mejorar de forma continua con planes de acción diseñados en equipo y de abajo a arriba, teniendo en cuenta a todo el personal que conforma nuestra empresa y buscando siempre un compromiso activo y visible para seguir mejorando las condiciones de seguridad y salud laboral de los distintos puestos de trabajo. Es una parte más de la promoción de la cultura preventiva que practicamos y que contribuye activamente a mejorar las condiciones de trabajo.

  • Como empresa especializada en la fabricación de bombas centrífugas, ¿a qué riesgos específicos se expone a diario la plantilla?

En general a riesgos asociados a procesos de arranque de viruta, manipulación de cargas, soldadura, pintura y a los riesgos asociados al funcionamiento de nuestros equipos en las pruebas de validación, como pueden ser fugas de agua, eléctricos, etc. También a riesgos ergonómicos en determinados puestos de trabajo (posturas trabajo forzadas, movimientos repetitivos, vibraciones mano brazo…).

  • Con el tiempo habéis ido adoptando mejoras en materia de prevención, pero, ¿cuál sería la que ha revolucionado la política de prevención de la empresa?

Más que una revolución, ha sido una evolución. Hemos ido evolucionando en la manera de atacar el problema desde otro ángulo para tratar de darle una solución más eficaz y anticipada. No nos hemos quedado solamente en cumplir con las medidas de protección individual o colectivas establecidas, sino que nos hemos preocupado de desarrollar esa Visión Zero de la que hablábamos. Luego, además hay seguir alimentando el sistema, siempre con una ambición de mejora continua y realizando mucho análisis posterior sobre el efecto que generan las iniciativas implantadas.

  • ¿Qué ha supuesto la política de “Visión Zero” como modo para fomentar la cultura laboral preventiva en la empresa?

Más allá de la mejora de indicadores de incidentes y accidentes que incluye, yo destacaría la actitud que conlleva, a través de la cual el trabajo seguro empieza ser una práctica natural, una manera de funcionar habitual, que pone el foco en la prevención y no tanto en el cumplimiento. Volviendo al gato negro y teniendo en cuenta que las personas tenemos diferentes sensibilidades a los riesgos, lo que es seguro es que cuando enfocas al gato negro con el punto de luz, el salto que da llama la atención del 100% de personas que lo ven escapar asustado.

Emica es como una cadena, en la que todo eslabón es importante. Un conjunto de eslabones fuerte, es una cadena fuerte. Este símil llevado a la práctica, supone la implicación de todos y cada uno de los trabajadores. Al hacer partícipe al trabajador se consigue como resultado una evolución-evaluación constante y una mejor aceptación de las medidas por parte de todos.

  • En sus inicios Emica Bombas se dedicaba al comercio de bombas centrífugas, ventilación y maquinaria, y más tarde inicia la actividad de fabricación de dichas bombas. ¿Qué otros cambios significativos han sucedido que le ha llevado a estar presente en más de 40 países?

El inicio del proceso de internacionalización, comenzado hacia 1995, que fue desarrollando redes de distribución internacionales. Más tarde, la adaptación a trabajar con ingenierías de mayores exigencias técnicas y gestiones más complejas nos llevó a darles apoyo en proyectos internacionales de relevancia. Y más recientemente, fueron las diferentes innovaciones organizativas, de procesos y de producto (en la línea de la bomba inteligente, eficiente y sostenible). Destacaríamos, por ejemplo, la nueva familia de Bombas Magnéticas que garantiza un riesgo de fuga cero para el bombeo de fluidos comprometidos. Y en todo caso, el llevar tanto tiempo trabajando para un end user que, como EMICA, pone el foco en el medio plazo y por tanto en la fiabilidad y robustez de los equipos.

  • Desde vuestros comienzos hace más de 120 años las herramientas han evolucionado, el mercado se ha vuelto más exigente, pero la esencia en la elaboración de vuestras bombas sigue siendo la misma. El mismo metal, la maestría y la artesanía, ¿Siguen siendo éstos a día de hoy las claves del éxito?

Actualmente el mundo evoluciona más deprisa, la necesidad de adaptación y el requerimiento de incorporar innovación es mayor, pero hay valores que, adaptados en cada momento a sus tiempos, dan y darán siempre valor a nuestra empresa. Internamente nos gusta hablar de la cultura del detalle.

  • ¿Qué ha supuesto la COVID-19 para vuestra empresa y cómo lo habéis sobrellevado?

Como para la mayoría de las empresas para EMICA ha sido y aún sigue siendo un verdadero reto. A los parámetros ya conocidos de otras crisis como la caída de mercado, la necesidad de ajustas gastos a ingresos, etc… se ha unido en esta ocasión, la incertidumbre sanitaria y un entorno muy revuelto y cambiante en el ámbito personal de todos nosotros.

Las empresas son personas y todo aquello que le afecta a esas PERSONAS, aun quedando fuera del ámbito laboral, afecta de una u otra manera a la empresa. Es fundamental trabajar la parte anímica de las personas y no estamos hablando de un aspecto para nada sencillo, por la necesidad siempre complicada de personalizar las acciones para tratar de hacerlas efectivas en este sentido.

En este apartado, estamos trabajando para gestionar de forma individual la ansiedad, el estrés, etc. que sienten cada uno de nuestros trabajadores y ayudarles con indicaciones de uso cotidiano, para que sean realizadas de una forma natural y que no sean vistas como una imposición. De esta forma, logramos una interiorización que se haga aplicable en todos los ámbitos, tanto de la vida laboral como social.

Al inicio de la pandemia, se creó un equipo de trabajo “Covid19” en el que los trabajadores junto con la dirección y la prevención laboral, proponen ideas de mejora e inquietudes sobre los riesgos, con el fin de evaluar y progresar en las medidas de seguridad frente al covid-19.

En EMICA estamos especialmente orgullosos de la respuesta de las PERSONAS a las diferentes situaciones vividas en este complejo 2020, y sabemos también, que no será sencillo lo que aún nos queda por superar.

  • Emica BOMBAS se adapta a los tiempos que nos está tocando vivir con la COVID-19 e incluso habéis implantado una app “Radar COVID”. ¿En qué consiste y a quién va dirigida?

Se trata de un segundo cinturón de seguridad en la organización por encima de toda la batería de EPIs, normativas y protocolos COVID ya implantados en la empresa. Se trata, de poner en valor una herramienta colectiva para incrementar la seguridad individual y no quedarse en la responsabilidad individual para lograr que todo el colectivo esté seguro.

Es un sistema de trazabilidad de contactos estrechos (menos de 1.5 metros y más de 15 minutos) y de contactos puntuales, realizado a través de dispositivos bluetooth. La particularidad del sistema es que es centralizado, por lo que la persona responsable de PRL tiene indicadores para los dos objetivos principales: realizar Investigaciones objetivas de posible contagio, (cuando se diera un sospechoso en la organización) y poder actuar de forma preventiva con antelación y efectividad antes de que pudiera suceder.

Con ello, cuando regulamos los usos de espacios comunes como vestuarios, cocinas y también los puestos particulares o salas de reuniones, vamos viendo con los KPI que las decisiones que se toman van en la línea de reducir el riesgo, incluso en caso de contactos puntuales. Además, a través de este sistema, podemos incluir protocolos de PRL adicionales y, a nivel usuario, el dispositivo le vibra a cada trabajador cuando supera la barrera de 1.5 metros con otro compañero, para recordarle que entra en zona de riesgo y que, por ejemplo, debe tener todos los EPIs definidos.

Esta aplicación, llamada COwin19, no exime de cumplir con los requisitos decretados por sanidad como el uso de mascarillas y la limpieza (de manos, herramientas, puestos de trabajo…), pero viene para ayudarnos a vencer al riesgo.

  • ¿Qué ha supuesto la implantación de esta nueva app para los trabajadores y trabajadoras de la empresa?

A nivel de organizar las desescaladas y adaptarnos a la nueva normalidad, ha supuesto disponer de una herramienta y de métricas fiables que nos aporten la certeza de estar trabajando en la dirección correcta.

A nivel PERSONAS, creemos que ha sido recibido con una gran aceptación y consideramos que es una gran ayuda para protegernos ante el riesgo, porque se visualiza mejor y se toma mayor conciencia de él. De alguna manera, la app ha generado seguridad entre los trabajadores y nos ha dotado de un punto más de confianza al generar burbujas individuales dentro del colectivo.

  • Con más de 120 años dedicados a la fabricación de bombas centrífugas, Emica Bombas, ha sido galardonada con el Premio Marcelo Gangoiti -premia a la labor empresarial que se desarrolla en la Margen Izquierda y Zona Minera-. ¿Qué otros reconocimientos habéis recibido?

PYME del año 2019 en materia de Responsabilidad, Reconocimiento por parte de Gobierno Vasco, Diputación y Ayuntamiento a la trayectoria de 120 años… pero como siempre decimos, solo un cuarto de las empresas alcanza los 25 años de historia, por tanto, cada 25 años, al menos, tenemos que conseguir estar dentro de ese cuarto. Los reconocimientos externos, sin duda, reconfortan y nos permiten parar un instante y celebrar con los nuestros los retos alcanzados, para acto seguido volver a seguir trabajando duro para asegurar el futuro y manteniendo siempre un respeto al pasado que nos ha situado donde hoy estamos.

  • ¿Cuáles son los retos para 2021 en materia de seguridad, prevención y seguridad laboral en Emica Bombas?

El covid-19 tiene que pasar a ser un riesgo más con el que convivimos todos los días, tiene que dejar de ser algo novedoso para ser algo controlado con todo lo que esto supone. Es un riesgo que ha venido para quedarse mucho tiempo. Y sin embargo, no podemos olvidar que hay otros gatos negros por ahí que debemos de seguir de cerca con el punto de luz y seguir alumbrándolos siempre.

Con respecto al covid-19 siendo esta una situación cambiante, en Emica estamos mentalizados para una actuación anticipada y para realizarla de forma inmediata, al menor signo de cambio.

Respecto a la prevención laboral, covid aparte, tenemos un plan estratégico avanzado para la mejora de las condiciones de los puestos de trabajo. Sabemos que los accidentes laborales son la suma de diferentes factores y el fin de este plan estratégico es suprimir estos factores antes de que ocurran. Uno de los factores que producen bajas laborales, aunque el riesgo no tenga lugar dentro del centro de trabajo, son los accidentes in itinere. Por ello, a este respecto queremos fomentar una seguridad vial y hacia allí puede que orientemos las próximas iniciativas.

Suscríbete a la newsletter