2018, un año con la prevención como protagonista

Segurmanía | 27/12/2017
2018, un año con la prevención como protagonista

Llega diciembre, ese momento al final del calendario en el que toca echar la vista atrás y hacer balance.

También, mirar hacia adelante y plantearse nuevas metas y retos. En Segurmanía, lo tenemos claro: las protagonistas de 2018 son la seguridad y la prevención de riesgos laborales. La meta, pasar los doce meses que nos quedan por delante sin lamentar accidentes de ningún tipo.

Decía Benjamin Franklin que “quien fracasa al planificar, planifica su fracaso”. O lo que es lo mismo, no hay prevención laboral sin un buen plan detrás. Una hoja de ruta que marque objetivos, cómo alcanzarlos, que especifique de qué recursos disponemos, que identifique los peligros, que señales los puntos fuertes y los débiles… En definitiva, una estrategia de prevención laboral sólida.

Estas últimas semanas del año son perfectas para detectar los fallos que hayan podido escapar en 2017 y ponerles remedio de cara al ejercicio que se aproxima. El nuevo periodo que llama a nuestras puertas es una oportunidad para actualizar conocimientos en materia de seguridad y salud laboral, para implicar a más personas o para investigar qué se cuece en el sector y tratar de aplicarlo si es que nos encaja. Sin miedo y con decisión.

En Segurmanía queremos encarar el 2018 con empuje. Pero cuidado. La cultura preventiva no es un sprint, sino una carrera de fondo. Un trabajo diario y de equipo. Una labor que implica a todos y cada uno de los eslabones de la empresa y que no debe quedarse en meros gestos. Una compañía saludable no lo es por tener sillas ergonómicas, sino por enseñar a todos cómo usarlas, cómo mantenerlas, cómo sacarles el mayor partido… Es solo un ejemplo.

Los doce meses que vamos a estrenar son el momento de mejorar las bases de la prevención y una de ellas también es la comunicación. El intercambio fluido de ideas en materia de seguridad debe ser protagonista y debe incluir a todos y cada uno de los miembros del equipo. Un buen feedback es uno de los ingredientes principales de la receta de la empresa segura.

El nuevo año es ese papel en blanco que podemos rellenar como queramos. Que el 2018 esté protagonizado por la prevención está al alcance de todos y también es cosa de todos. Para ello la seguridad y la prevención deben ocupar el primer puesto en la lista de objetivos. El premio es que todos volvamos a casa.