Las rebajas continúan, pero en PRL no deben de existir

Vidas seguras | 14/08/2019
Las rebajas continúan, pero en PRL no deben de existir

A pesar de ser época de rebajas en la prevención de riesgos laborales no existen.

Mediados de agosto y las rebajas continúan en todas las tiendas y establecimientos comerciales. Siempre hay alguien que a última hora se anima a adquirir alguna ropa u accesorio de esta temporada estival a un precio más rebajado.

Pero, sin embargo, a pesar de ser época de rebajas en la prevención de riesgos laborales no existen. Y es que nunca debemos hacer rebajas en PRL, siempre es necesario estar atento y mantener todas las medidas de prevención activadas, exactamente igual que durante todo el año.

Porque los riesgos laborales, las enfermedades laborales o los accidentes vinculados al trabajo no se rebajan en esta época del año. Muchos trabajadores marchan durante estas fechas de vacaciones y es habitual que el número de plantilla se vea reducido o sustituido. En estos casos también hay que informarles y formales adecuadamente.

Sin embargo, los que siguen realizando su actividad necesitan las mismas condiciones de seguridad y salud que habitualmente se mantienen en su entorno laboral habitual. Por eso, nunca debemos bajar la guardia en PRL y relajarnos.

Además, durante este mes, en el que la actividad de la empresa se reduce, algunas empresas aprovechan para realizar paradas productivas y realizar tareas de mantenimiento industrial. Los responsables de la PRL de esas empresas deben tener bien planificados los trabajados y proyectos de mantenimiento para poder coordinar las actividades empresariales sin riesgos y deben informar de las medidas preventivas implantadas y los planes de emergencia a aplicar en caso de siniestro.

También puede ser que en estas fechas aumenten en los centros de trabajo los trabajos en concurrencia. Por ello hay que tener en cuenta que la interacción de los trabajos en el espacio tiempo puede aumentar los riesgos.

Es necesario que la dirección y los responsables de PRL de las distintas empresas subcontratadas planifiquen su trabajo antes, durante y después de los servicios; así como informar de los riesgos y de las medidas que se adoptan para eliminar o minimizar al máximo el riesgo.

Por otra parte, en la época estival la PRL se enfrenta a un riesgo añadido: las altas temperaturas, el calor y la exposición al sol. Hay muchos trabajadores que durante el verano tienen que realizar labores con una gran exposición solar: jardineros, obreros de la construcción, socorristas, agricultores, operarios de carreteras, etc…

Los peligros del trabajo al aire libre aumentan durante el verano y la PRL debe anticiparse y evaluar bien los riesgos, para evitar: golpes de calor, quemaduras solares, picaduras de insectos, alergias y extremar medidas para evitar el envejecimientos prematuro. No solamente por los que suponen en sí, sino por las consecuencias graves que puedan tener, como caídas a gran altura.

Por lo tanto, ya lo ves en verano nada rebajar tus medidas de seguridad y prevención. La PRL no entiende ni de vacaciones, ni de rebajas. Mantente alerta y continúa atento a los riesgos, porque el mañana sí que existe.

Suscríbete a la newsletter