Si no quieres patinar sobre hielo, debes extremar las precauciones al conducir en invierno

Vidas seguras
Si no quieres patinar sobre hielo, debes extremar las precauciones al conducir en invierno

Qué bonito es el invierno y ver nevar desde la ventana de casa, ¿verdad? Pero cuando hay que salir fuera y sobre todo coger el coche, el cuento cambia y mucho. Porque la nieve y el hielo están presentes en las calles, esperando un descuido fatídico para hacer patinar el coche y hacernos perder el control del volante, convirtiendo nuestro coche en una especie de patinador artístico haciendo piruetas descontroladas sobre una pista de hielo.

Qué bonito es el invierno y ver nevar desde la ventana de casa, ¿verdad? Pero cuando hay que salir fuera y sobre todo coger el coche, el cuento cambia y mucho. Porque la nieve y el hielo están presentes en las calles, esperando un descuido fatídico para hacer patinar el coche y hacernos perder el control del volante, convirtiendo nuestro coche en una especie de patinador artístico haciendo piruetas descontroladas sobre una pista de hielo.

Y no solamente la nieve y el hielo, que son los fenómenos climatológicos que más riesgos conllevan, sino también la lluvia, puede resultar muy problemática en invierno y provocar un gran número de accidentes. Cuando llueve con gran intensidad, el agua se acumula sobre el asfalto y se corre el peligro de que los neumáticos patinen sobre el agua y hagan aquaplaning.

Para evitar que tengamos un accidente por cualquiera de estos fenómenos atmosféricos al conducir en invierno debemos extremar todas las precauciones y tener en cuenta una serie de recomendaciones que pueden ayudarnos. ¿Quieres conocerlas? ¡Te las contamos!

Estos son algunos de los consejos generales que te ayudarán a conducir de forma segura con lluvia, nieve y/o hielo:

  • Lo primero quita la nieve del coche antes de cogerlo y despeja de hielo el parabrisas y los espejos para evitar que obstaculice la visión. Es peligroso conducir con nieve sobre el coche, porque puede desprenderse y caer sobre otros vehículos.
  • Desempaña los cristales de todas las ventanillas. No se puede conducir sin tener una visibilidad completa.
  • Intenta llevar siempre el depósito lleno de gasolina y llena el limpiaparabrisas con líquido anticongelante. Los limpiabarabrisas tienen que estar en buenas condiciones para que en caso de lluvia intensa nos permitan la visión.
  • Al reducirse la adherencia por las malas condiciones atmosféricas los neumáticos tienen que estar en perfecto estado y tener la presión correcta y una huella con una profundidad mayor que la habitual.
  • Asegúrate de que los frenos están en condiciones correctas. Verifica las pastillas, los discos y el líquido de los frenos.
  • Antes de coger el coche comprueba el pronóstico del tiempo y del tráfico. Sal con tiempo de sobra para poder hacer el recorrido sin prisas o modificarlo en caso de necesidad.
  • Procura circular por carreteras principales que estarán más limpias y despejadas de nieve y hielo.
  • Rebaja la velocidad de circulación y realiza con suavidad las maniobras, sin acelerones, ni frenazos bruscos o volantazos.
  • Acelera con cuidado y utiliza el cambio de velocidades con precaución. Usa bajas revoluciones y cambia rápidamente a una marcha más larga.
  • Para frenar utiliza el motor del coche, reduciendo las marchas y pisa el freno con suavidad.
  • Incrementa la distancia de seguridad. Con el suelo mojado, nieve o hielo los vehículos tardan más en frenar. Deja un espacio diez veces superior al recomendado.
  • Si no hay sal sobre la carretera, evita conducir en la nieve por los surcos que han dejado otros vehículos. La nieve compactada es más peligrosa que la nieve reciente, porque se congela.
  • Si el coche empieza a patinar, no frenes con fuerza. Mantén la calma y las manos sujetando el volante y conduce con suavidad. Suelta el acelerador y mantén las ruedas en la dirección que deseas llevar.
  • Conduce con las luces de cruce encendidas. Si la visibilidad disminuye por debajo de 100 m, enciende los antiniebla, pero apágalos en cuando la visibilidad mejore.

Suscríbete a la newsletter

Este sitio web utiliza cookies y, por lo tanto, recopila información sobre tu visita para mejorar nuestra web mediante el análisis y para mostrarte contenido relevante. Consulta nuestra Política de Cookies cookies para obtener más detalles o cambia la configuración si lo deseas.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FuncionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticaNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de facilitar la usabilidad.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrasNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.