El eslingador que lo eslingue bien, buen eslingador será

Lecciones de seguridad | 31/05/2021
El eslingador que lo eslingue bien, buen eslingador será

El eslingador es la persona encargada de utilizar el sistema de eslingado durante las operaciones de manutención o manipulación mecánica de cargas (levantamiento, transporte y descarga) realizadas con equipos de manutención, como carretillas automotoras, puentes-grúa, accesorios y transportadores. Es el encargado de colocar el elemento de unión (eslinga) entre una carga y un equipo de elevación y el que decide cómo se coloca.

El eslingador es la persona encargada de utilizar el sistema de eslingado durante las operaciones de manutención o manipulación mecánica de cargas (levantamiento, transporte y descarga) realizadas con equipos de manutención, como carretillas automotoras, puentes-grúa, accesorios y transportadores. Es el encargado de colocar el elemento de unión (eslinga) entre una carga y un equipo de elevación y el que decide cómo se coloca.

Para poder llevar a cabo un buen eslingado y elegir correctamente la eslinga (el dispositivo de unión), el eslingador debe conocer las técnicas básicas de eslingado para ello debe haber recibido una formación especializada.

Porque a la hora de seleccionar una determinada eslinga y realizar las técnicas de eslingado, hay que tener varios factores en cuenta: el peso total de la carga que se va a elevar y/o manipular, la forma en que se va a sujetar la carga en función a su naturaleza, sus dimensiones, forma… y el ambiente en el que va a trabajar la eslinga. Hay que calcular bien y elegir la eslinga, accesorios de eslingado (ganchos, grilletes,…) y método de eslingado adecuados, con una capacidad de carga suficiente que pueda elevar y transportar la carga sin riesgo de caídas sobre personas y/u otras cargas u objetos.

En lo referente al peso de la carga, hay que elegir la eslinga o varias eslingas que garanticen una carga máxima de utilización (C.M.U.), carga máxima para elevación directa, que sea como mínimo igual que el peso total de la carga. Para orientarse se puede calcular multiplicando el volumen de la carga por la densidad del material del que está compuesta. Por ejemplo, la piedra o el hormigón tiene una densidad de 2.350 kg/m 3 (2,35 gr/cm3, la madera de 800 kg/m 3 (0,80 gr/cm3) y el acero, hierro o material de fundición 7.850 kg/m 3 (7,85 gr/cm3).

Por otro lado, según el tipo de carga, su naturaleza, su peso y dimensiones (tubos, maquinaria, cajas, cargas en palets, …), o su forma (carga simétrica o no simétrica), la carga se sujetará de una manera u otra. La forma en que se sujeta la carga es determinante, pues dependiendo de cómo se haga la C.M.U. de la eslinga puede variar. En la etiqueta de la eslinga viene indicada su carga máxima de utilización según la forma de sujetar y prender la carga durante la maniobra de elevación.

Existen varias formas de eslingar: por elevación directa, eslingado estrangulado, eslingado en cesto, eslingado con dos ramales y eslingado con pulpo de tres y cuatro ramales.

  • Elevación directa: el peso total de la carga es soportado por una sola eslinga, por tanto, el peso a izar puede igualar la carga máxima de utilización (C.M.U.) de la eslinga.
  • Eslingado estrangulado: con esta técnica se produce un estrangulamiento de la carga al pasar la misma por dentro de sí misma. Su utiliza para elevar bultos sueltos, de tipo tubular.
  • Eslingado en cesto. La eslinga se envuelve alrededor de la carga en forma de U y se afianzan ambos extremos de la eslinga en el gancho (o grillete o argolla). Esta técnica no se puede emplear para las cargas difíciles de equilibrar, ya que podrían resbalarse.
  • Eslingado con dos ramales. Permite que la carga sea izada o transportada de forma más estable. Se realiza con dos eslingas ahorcadas de forma simple a la carga y separadas una de otra. No debe usarse para izar bultos sueltos porque no proporciona contacto completo con la carga.
  • Eslingado con pulpo de eslingas. El pulpo suele componerse de varios ramales (patas) normalmente tres o cuatro. Con un pulpo de tres patas, si los puntos de enganche no se espacian uniformemente y las patas no tienen la misma longitud, la distribución de la carga producirá una sobrecarga en dos de las patas y la otra estará infrautilizada. En un pulpo de cuatro patas no es raro que solo trabajen tres patas, o incluso sólo dos, soportando todo el peso, mientras las demás sólo sujetan la carga e impiden que se incline. Por ello, la mayoría de los fabricantes asignan la misma carga máxima de utilización a los pulpos de tres que a los de cuatro patas.

Por último, en cuanto al ambiente en el que tiene que trabajar la eslinga, según las condiciones de temperatura y productos químicos del ambiente se debe elegir el material textil de que está fabricada la eslinga para escoger el más adecuado. Se debe tener también en cuenta el tiempo de exposición de la eslinga a esas determinadas condiciones.

La eslinga textil debe ser íntegramente confeccionada con hilos industriales de Poliamida (PA) o Poliéster (PES) o Polipropileno (PP), en forma de multifilamentos de alta tenacidad y no inferiores a 60 cN/tex. Estas fibras tienen propiedades mecánicas y comportamientos diferentes según la exposición al calor o a los productos químicos.

Las fibras de Poliamida (PA) son prácticamente inmunes al efecto de los álcalis, sin embargo, son atacadas por los ácidos minerales. El Poliéster (PES) es resistente a la mayoría de los ácidos minerales, pero se deteriora por los álcalis. Y el Polipropileno (PP) se ve poco afectado por los ácidos y por los álcalis, por lo que tiene alta resistencia a los agentes químicos, diferentes a los disolventes;

En cuanto a resistencia a las temperaturas, las eslingas de Poliéster y Poliamida son adecuadas para el uso y el almacenamiento temperaturas de -40°C a 100°C y las de Polipropileno de -40°C a 80°C.

Un eslingador tiene que tener en cuenta todos estos factores y normas para el manejo correcto del conjunto formado por el equipo de elevación y el sistema de eslingado (eslingas y accesorios) de esta forma se evitarán todos los riesgos de caída.

Suscríbete a la newsletter

Este sitio web utiliza cookies y, por lo tanto, recopila información sobre tu visita para mejorar nuestra web mediante el análisis y para mostrarte contenido relevante. Consulta nuestra Política de Cookies cookies para obtener más detalles o cambia la configuración si lo deseas.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FuncionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticaNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de facilitar la usabilidad.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrasNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.